Únete al Grupo
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 37 el Miér 19 Jul - 2:36.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Créditos
Skin obtenido de The Captain Knows Best creado por @Neeve. Gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.

Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Ir abajo

Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por Flower el Dom 3 Jun - 15:56

Recuerdo del primer mensaje :



La mecánica de autos Andressa “Andi” Amaro tiene una regla: No coquetear con pilotos. Con una buena razón detrás de esta regla, no tiene planes de quebrarla.
Carrick Ryan es el chico malo de la Fórmula Uno, con un rostro y cuerpo que derriten bragas a primera vista. Su ascendencia irlandesa deja a las mujeres jadeantes y pidiendo por más. El corre duro en las pistas y en las fiestas, aún más duro . Es el piloto más joven en firmar con la Fórmula Uno, durante cinco años ha estado en la cima, rompiendo corazones dentro y fuera de la pista.
Cuando le es ofrecido a Andi el trabajo de sus sueños - trabajar para el glamuroso mundo de la fórmula Uno. - ella deja su casa en Brasil, creyendo que podrá manejar el trabajar para Carrick. Pero no está preparada para las chispas que saltan cuando ellos se encuentran.
Ahora Andi está enamorada de un hombre que no puede tener, y su determinación se ve tambalear, porque Carrick decidió que quiere a Andi... y el planea poner a prueba sus limites.


avatar
Flower


Volver arriba Ir abajo


Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por lmayar el Dom 8 Jul - 23:29

Gracias por los capis!
avatar
lmayar


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por anadaens el Lun 9 Jul - 18:32

Me encanta esta temática! ME UNO!
avatar
anadaens


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por Flower el Miér 11 Jul - 20:30

16

Monte Carlo, Monaco

—¿Estás pasándola bien? — Pregunta Petra, con un balanceo en su postura.
Está de pie delante de mí, bebida en la mano, luciendo un poco borracha. Bueno, todos lo estamos. Estamos en La Rascasse, un bar que está situado en la famosa curva de la pista de Fórmula 1, la curva en la que Carrick arrinconó como el profesional que es y trajo a casa el trofeo.
Todos estamos celebrando su victoria. Menos Carrick. Tenía que asistir a una fiesta de patrocinio preestablecida. Su padre y tío John también están allí. Al igual que Sienna.
Pero no estoy pensando en ninguno de los dos esta noche. Estoy pasando un buen momento con mis amigos.
Me sentí aliviada cuando descubrí que Carrick no estaría aquí, ya que no quería verme obligada a pasar tiempo con él y con la princesa del pop. Ahora que salí y estoy divirtiéndome, estoy descubriendo que lo estoy extrañando. Parece raro estar celebrando su victoria sin él aquí.
—Lo estoy pasando bien — Sonrío a Petra.
Entonces, Ben se acerca, tropezando un poco, y estirando sus brazos alrededor de las dos. — ¿Chicas están bien con las bebidas?.
—Estoy bien.— Le muestro mi vaso medio lleno. Me estaré yendo a pie esta noche, ya que sé que va a ser una noche larga, y ya me estoy sintiendo un poco borracha.
—Tomaré otro, y también Andi.— le informa Petra a Ben.
Ben me lanza una mirada interrogativa. Por el rabillo del ojo, puedo ver a Petra con su cara de tomarás-otro-trago.
—Bueno. Parece que voy a tomar otra copa.
Bebo el que está en mi mano, estremeciéndome ante la quemadura. Estoy bebiendo vodka doble y limonada, por lo tanto, la caminata, supongo que ya se fue por la ventana ahora.
Petra da un pequeño brindis, aplaudiendo sus manos, mientras pongo mi vaso vacío sobre la mesa cercana.
Los sigo a ambos a la barra.
—Entonces, ¿qué estamos pidiendo? —Pregunta Ben.
—¡Chupitos! — Grita Petra.
Echo un vistazo a Ben, que sonríe y se encoge de hombros.
—Parece que estamos pidiendo chupitos — murmuro.
No es que importe lo que digo, ya que Petra está inclinada sobre la barra, y ha captado la atención del barman, pidiendo su orden de bebida.
Sinceramente, no sé cómo lo hace. Esta noche está lleno de gente aquí, pero cada vez que va al bar, es atendida enseguida. Siempre tengo que estar allí como una planta, esperando por siglos ser atendida.
Voy a tener que averiguar su secreto murmurador de barman.
—Entonces, ¿cómo estás? — Ben golpea su hombro con el mío.
—¿En general o esta noche? — le sonrió.
—Ambos.
—Estoy genial.
Sus ojos permanecen en mi cara durante un tiempo demasiado largo, como si estuviera tratando de leerme. Y debe ver algo allí porque dice  —¿Estás segura?.
—Claro, estoy segura. — Suelto una risa nerviosa.
—Sólo ... con lo que pasó con Robbie esta mañana, lo que dijo de ti y de Carrick.
Me congelo. Entonces, me reactivo a la vida. — No importa. — Le doy un encogimiento de hombros a medias. — Ahora está todo arreglado.
Ben asiente levemente con la cabeza. — Fue bueno de tu parte resolverlo con Carrick, así Robbie podría mantener su trabajo.
Me encojo de hombros otra vez, evitando sus ojos. —No era justo que Robbie perdiera su trabajo por algo tan estúpido.
—Sí, tienes razón, pero no todos tendrían las pelotas para seguir a Carrick y hablar con él como tú. Fue genial de tu parte, Andi. Eres una buena persona.
Una amplia sonrisa se extiende por mi cara. — Realmente necesito pasar más tiempo cerca de Ben Borracho. Siempre obtengo los mejores cumplidos de él cuando lo esta.
Riendo, sacude la cabeza, y luego sus ojos se ponen serios. —Pero tenía razón, ¿verdad?.
—¿Quién? — Doy una mirada confundida.
—Robbie.
La sonrisa se desprende de mi rostro. Estoy segura de que mi color se desvanece, también.
—No en cómo lo dijo — aclara — Pero hay algo entre Carrick y tu.
Había.
—Mira, no tienes que decir nada.—continúa.
Bien, pienso yo. Porque la idea de hablar de esto ahora me está escapando. Todavía estoy lidiando con la sorpresa de que Ben esté diciendo estas cosas.
—Sólo quiero que sepas que creo que Carrick es una idiota por dejarte escapar entre los dedos. Y si necesitas un compañero para hablar ... bueno, yo soy tu hombre. — me da palmaditas con la mano.
Pero porque yo soy yo, no quiero que Ben piense mal de Carrick, ya que no ha hecho lo que Ben piensa que hizo. Carrick no me dejó deslizarse entre sus dedos. Lo que hicimos, tener relaciones sexuales y destruir nuestra amistad en el proceso, está en ambos, y ahora, estamos en un lugar extraño donde él ha avanzado, pero al parecer yo no puedo a pesar de que sé que tengo que hacerlo.
Y bueno, esa es toda culpa mía.
—Gracias.—aclaro mi obstruida garganta. —Pero no es como tú piensas.
—¿No? — frunce el ceño. —Entonces, si te digo que Carrick acaba de cruzar la puerta con Sienna a cuestas, no sería un problema para ti?.
Conteniendo la respiración, presiono mis labios juntos en alguna forma de una extraña sonrisa y sacudo mi cabeza. — No. No será un problema en absoluto. 
—Bueno, porque acaba de entrar con Sienna.
Mierda.
Girando la cabeza, miro por encima de mi hombro, y a través de la multitud de personas, veo a Carrick. Es imposible no verlo. Se destaca donde quiera que vaya.
Se ve impresionante en su esmoquin, el botón superior de su camisa desabrochado, su pajarita perdida en algún lugar a lo largo del camino. Hilos de su cabello, en ese estilo poco o ningún esfuerzo suyo, cae por la frente. Sus ojos azules bailan bajo las luces mientras se detiene a charlar con algunos fans de carreras.
Mi corazón se acelera, haciendo un pequeño golpeteo en mi pecho.
Y realmente necesito agarrarme porque estoy empezando a sonar como un adolescente enceguecida de amor. En realidad me hace sentir náuseas con mis ideas ingenuas y torpes.
—¿Segura estás bien? — La voz de Ben viene a mi oído. —¿Porque podemos escaparnos antes de que lleguen aquí, si quieres?
Volteándome a mirarlo, sonrío a su broma. —Estoy bien. Pero gracias por ser increíble.
Me da un guiño, seguido de una sonrisa.
Sé que él puede ver a través de mi mierda, y aprecio que no me lo mencione. Mi máscara está empezando a deslizarse, y realmente necesito ponerla en su lugar antes de que Carrick la vea también.
—Aquí tienes. — Petra me da lo que parece un Jägerbomb y luego le da uno a Ben.
—¿Esto es un Jägerbomb? — pregunto.
—Sí. Y tienes uno más para beber después de este, así que saboréalo, nena.
Bueno…
Para ser honesta, estoy lista para esta bebida ahora. Necesito el valor del alcohol para conseguir aguantar otro sin importar cuánto dure el espectáculo de Sienna.
—A la cuenta de tres ... — comienza Petra.
Inclino la copa a mis labios antes de que empiece la cuenta regresiva, y dejo la cosa caer.
—¡Mierda! — Siento un soplo de fuego, golpeando el vaso en la barra.
Petra me está mirando con lo que sólo se puede describir como total admiración.
— ¡Así se hace! — Alzando una mano, me da los cinco. —Vamos, Benny Boy, tenemos algo que hacer.
Ambos bajan sus Jägers. Una serie de maldiciones vienen de ellos mientras soplan respiraciones ardientes. Me río de ellos, sintiéndome un poco más ligera.
Acabo de derribar mi segundo chupito cuando veo a Carrick detrás de mí. No tiene que decir nada en realidad para que yo sepa que él está allí. Puedo sentir su presencia, como si me estuviera tocando.
Afortunadamente, después de los Jägers, la habitación está empezando a parecer mucho más bonita. Así que creo que puedo lidiar con él y la princesa del pop.
Entonces, la siento. Su mano presionándose suavemente contra mi cintura. Mi cuerpo se congela y vuelve a explotar. Recuerdos de sus manos sobre mi piel desnuda en esa habitación de hotel en Barcelona inundan mi mente.
—Hola. — Su voz profunda entra en mi oído, causando un escalofrío me atraviese.
Me doy vuelta, lo miro, me encanta la sensación de su mano, y se queda en mí, deslizándose alrededor de mi espalda, provocando más escalofríos corriendo dentro de lugares donde realmente no debería sentir escalofríos.
Sus ojos azules brillan en mí, y siento un aleteo en mi pecho. Se ve tan hermoso.
Realmente odio eso.
—Oye. — Sonrío.
Miro a su alrededor por Sienna, pero no se la ve en ninguna parte. Tal vez los prisioneros la llevaron.
—Felicitaciones por la victoria, por cierto. Estuviste increíble. De verdad, realmente brillante. La forma en que engrasaste ese rincón en la última vuelta, ¡increíble! — Ahora estoy sonriendo como un lunática y agitando las manos como un conductor. Necesito agarrarme.
Esto es lo que hace demasiado alcohol. Me convierte en un idiota aún más grande de lo que ya 
soy.
—Gracias. — Sonríe, y llega hasta los ojos. Luego, hunde su cabeza en la mía. —Te extrañé antes. Quería celebrar con mi mejor …— Se detiene pausadamente como si pensara en sus palabras. Entonces, dice —Mecánico. Un minuto, estuviste allí, y luego te fuiste. ¿Adonde fuiste?.
Salí corriendo porque no podía soportar verla por todos lados.
Y ese pensamiento es como rociar agua sobre mi fuego.
Puedo sentir mi sonrisa desaparecer, así que me fuerzo a recuperarla, arreglándola. —Lo siento por eso. Tuve algo que hacer. — Mentirosa. Mentirosa.
Asiente, sin apartar sus ojos de los míos, y estoy empezando a sentirme un poco más que expuesta, como si pudiera ver a través de mis mierdas, como Ben pudo antes.
—¿Tal vez podamos tomar una copa esta noche para celebrar?.
—Claro. — Sonrío ampliamente otra vez.
Entonces, observo como sus ojos hacen esa cosa que hacen donde me corren de arriba abajo, atrapandome, desnudándome. No lo ha hecho desde Barcelona. Me hace sentir débil y necesitada por lo que no puedo tener.
Acerca su boca a mi oído. —Te ves hermosa esta noche. — Sus palabras susurran sobre mi piel, haciendo que mi cabeza se sienta ligera.
—¿Dónde está Sienna? — Es como un reflejo, pero definitivamente es la patada que necesito para volver al aquí y ahora.
Algo parecido a la molestia oscila entre sus ojos. Me suelta la mano, dando un paso atrás.
—Tocador.
—Carrick, ¿quieres una bebida? — Ese es Ben.
Levanta su barbilla en dirección a Ben. Luego, sus ojos siguen, y siento como que finalmente puedo respirar por primera vez desde que llegó.
—Una cerveza sería genial. Gracias amigo.
Dándome cuenta de que estoy enfrentando a Carrick con mi espalda a Ben y a Petra, me doy la vuelta para enfrentarlos, de pie junto a Carrick.
Los ojos de Petra están en mí en el momento en que me giro. Puedo ver la preocupación en ellos, así que le doy una sonrisa tranquilizadora.
—No sabía que vendrías esta noche. Pensé que estabas atascado en esa fiesta aburrida—le dice Petra a Carrick.
—Sí, lo estaba, y era peor que aburrida, así que me escapé para venir a pasar el rato con ustedes.
—Por supuesto que sí. Somos mucho más interesantes que un montón de gente rica. Sin ofender.—Ella sonríe cuando se da cuenta de lo que dijo.
Carrick es millonario, pero está lejos de ser aburrido. Es la persona más interesante que he conocido.
Dios mío, estoy de nuevo.
—Ninguna molestia. Y tienes razón. La gente de aquí es mucho más interesante.
La profundidad de su voz levanta mis ojos a los de él para encontrarlo mirándome directamente.
Me seca la boca.
—Entonces, ¿cómo supiste dónde estábamos? — Pregunto, humedeciendo mis labios con mi lengua.
Algo destella en sus ojos. Se parece mucho a la lujuria, pero porque estoy en la negación ahora, voy a fingir que no lo fue.
—Ben me dijo más temprano dónde iban a estar.
—Oh, ¿si? — Lanzo una mirada a Ben, pero esta dándome la espalda, tratando de ser servido en el bar.
—Andressa. — La mano de Carrick toca mi espalda baja, atrayendo mi atención hacia él. Sus ojos parecen profundos y serios. —¿Podemos hablar? Hay algo...
—Dios, pensé que nunca iba a volver a ti! Está lleno aquí. ¿Por qué estamos de nuevo aquí? La fiesta en la que estábamos era mucho mejor.
La voz molesta de Sienna suena en mis oídos como una campana de alarma.
Me alejo de Carrick, haciendo que su mano caiga, dejando un escalofrío donde él tocó.
—Tráeme una copa, ¿quieres, Carr? Voy a necesitar una grande si me veo obligada a quedarme aquí el resto de la noche. — suelta un suspiro dramático.
La molestia me atraviesa. Se podría pensar que él la había llevado a bucear por la forma en que está actuando. Este lugar es realmente agradable, por lo tanto, es la razón por la que está tan lleno de gente.
Mordiéndome la lengua para decirle que se largara por donde vino, me giro para mirarla.
Se ve muy bien con un vestido de encaje negro a la rodilla, el cual parece que cuesta más que todo mi armario. Y concedido, hay un poco demasiado encaje, revelando mucho de su atractivo, pero ella puede lucirlo.
Se ve mucho más bonita de lo que yo lo hago ahora. Odio eso.
Pero puedo manejarlo. Soy una mujer fuerte que trata a otras mujeres con respeto.
Empujando mi aversión por ella a un lado, me obligo a ser cortés y sonreírle. —Hola, Sienna.
Me echa una mirada en blanco al oír mi voz. 
—Oh Dios. Estás aquí. — Entonces, pone los ojos en blanco.
Está bien ... parece que la pequeña conversación de Carrick con ella claramente no tuvo ningún efecto.
Dios, me encantaría darle un puñetazo en la cara, sólo una vez, pero por supuesto, no lo haré.
Así que, aguantándomelo, le doy una sonrisa tensa. 
—Lo estoy. Y ahora me voy. Necesito ir al baño. Me alegro de verte como siempre.
Voy por la teoría de mátala-con-amabilidad. Hubiera sido increíble si realmente funcionaba. Eso fue una broma...más o menos.
Me acerco a Petra, quien actualmente está frunciéndole el ceño a Sienna.
—Baño — digo con un movimiento de mi cabeza.
—Vamos. — toma mi mano. —Volveremos enseguida, Benny Boy. — Le palmea el hombro mientras pasamos.
En el momento en que llegamos al baño, de verdad tengo ganas de ir.
Cuando he terminado, salgo del puesto. Petra está en el fregadero, aplicándose  labial en el espejo. Puedo ver que me mira cuidadosamente mientras me lavo las manos, pero no dice nada.
Aprecio mi atuendo en el espejo. De hecho estoy usando una falda esta noche. Una bonita y ligera prenda negra que conseguí cuando fui de compras con Petra el otro día. Lo he combinado con un top negro y brillante y unos tacones plateados. Tengo el pelo cayendo en ondas.
Me veo bien. Bueno, no tan bien como la princesa del pop, pero lo que sea.
Ahogo una respiración.
—¿Estás bien? — pregunta Petra.
—Estoy genial. — Le sonrió, y luego saco mi brillo del bolso y empiezo a aplicarlo en mis labios.
He estado fingiendo sonrisas y diciendo: “Estoy muy bien” mucho últimamente.
—No sabía que Carrick y la mega perra vendrían esta noche. — Hace una mueca.
Eso me lleva a enfrentarla. 
—No es tu culpa que estén aquí. Y yo no sabía que estaban viniendo tampoco. Pero no es gran cosa. — Levanto mis hombros como diciendo que no me importa, cuando ambas sabemos que en realidad me importa. —Estoy bien. 
Me dirijo al espejo para terminar de aplicar mi brillo. De todos modos, he terminado todo el asunto de Carrick y Sienna. Presiono mis labios, haciendo un sonido de plop. Luego, agarro mi tubo de brillo labial y lo suelto en mi bolso.
—Claro que lo estas. — me echa una mirada incrédula. —Es conmigo con quien estás hablando, Andi, no Ben. No tienes que mentirme. Si no quieres pasar la noche alrededor de Carrick y la mega perra, entonces podemos ir a otro lugar, no hay problema. Hoy ha sido un día difícil para ti, y ya no estoy de buen humor como lo estábamos por culpa de esa sin talento, enorme grano en el culo. 
Resoplo una risa por su sincera descripción de Sienna.
Ayer sucumbí, por mórbida curiosidad, y escuché una de las canciones más recientes de The Diamond Babes. No es lo mío, pero puedo ver por qué son populares. La cantante principal es realmente talentosa. Dicho esto, Sienna está definitivamente sólo allí para compensar la parte de belleza. Petra insistió en que reprodujera algunas de sus canciones en vivo, ya sabes, sólo para torturarme. Es justo decir que Sienna no puede cantar una nota, y no estoy siendo una perra. Ella realmente no puede.
—Está bien ... — Concedo en un suspiro. —Pero estoy bien con quedarme, lo prometo. Tengo que superar mi estúpido enamoramiento o lo que sea que tengo por Carrick, y la forma en que sucederá es estando cerca de él y de ella.
Me mira fijamente durante un largo momento, con la cabeza inclinada hacia un lado.
—¿Qué? — Me muevo, incómoda.
—No es sólo un enamoramiento, ¿verdad?.
—¿Qué? — me rio nerviosa. —Por supuesto que lo es. ¿Qué otra cosa podría ser?
—¿Amor? Si no es amor, entonces definitivamente está en camino a serlo.
—¡No estoy enamorada de Carrick! — Me burlo.
¿Lo estoy?
No, definitivamente no.
Sus manos van a sus caderas. 
—Andi, tal vez no te conozca desde hace mucho tiempo, pero soy buena en leer a la gente, y tal vez ni siquiera te das cuenta, pero estás enamorada de él.
Me río a carcajadas porque realmente no sé qué más hacer.
No estoy enamorada de Carrick. Definitivamente no.
Recojo mi bolso de mano, metiéndolo debajo de mi brazo, mientras estoy tratando de salir el baño y darle un rápido fin a esta conversación.
—Si Carrick no fuera un conductor, ¿estarías con él?
Soy sacudida de regreso a ese momento en Barcelona, ​​bailando con Carrick en la fiesta, cuando me hizo la misma pregunta, sólo que en un contexto diferente.
Suspirando, inclino mi cadera contra el lavabo. —Tal vez.
Ella me imita. —Creo que es un sí rotundamente.
—¿Eres psíquico ahora? — Sonrío para no sonar como malintencionada.
Pero ella no dice nada.
Un suspiro sombrío me escapa. —Bien vale. Sí, tal vez me arriesgaría a estar con Carrick si sólo fuera un tipo normal. Pero no es un tipo normal. Pone su vida en peligro cada vez que se sube en ese coche y se lanza en esas pistas. Y eso no es algo con lo que pueda vivir. Pero realmente, todo esto es un punto discutible porque Carrick es un conductor, y él no está exactamente interesado en mí de esa manera. Claro, él quería follarme, y creo que probablemente lo haría otra vez, dada la oportunidad, si no estuviera con Sienna, pero lo está, y definitivamente no quiere tener una relación conmigo.
—¡Oh, Dios mío! — lanza sus manos en el aire. —Andi, te adoro. Lo hago. Pero eres la persona más ilusa que he conocido.
—¡Gracias!.
—En serio, si fueras allí y le digieras a Carrick que dejara a la mega perra y estuviera contigo, lo haría en un instante. En un puto instante. ¿Cómo no lo ves?.
Girándome hacia el espejo, doblo mis dedos alrededor del borde del fregadero mientras trato de controlar mis emociones. La miro en el espejo.
—Porque si él se preocupara por mí, entonces no estaría aquí con Sienna. Eso no es lo que haces cuando te preocupas por alguien. Y definitivamente no es cómo te muestras con alguien que te importa. — Muerdo la última palabra.
—¡Lo rechazaste, Andi! Y Carrick es un hombre que no está acostumbrado a ser rechazado. Has herido seriamente su orgullo, y esta es su manera de tomar represalias. No estoy diciendo que este bien, pero es obvio que por eso la trajo aquí. Está ahí fuera con Sienna, tratando de mostrarte que no le importa cuando está tan claro como el cristal que si lo hace.
¿Es eso cierto? ¿Es por eso que Carrick trajo a Sienna aquí?
No. Y pensarlo sería pura vanidad de mi parte. No soy tan importante para él.
—No lo creo, y aunque la trajera aquí por esa razón, no importa porque ...
—¡Es un conductor y no puedes estar con él! Entiendo el memorándum sobre eso. Yo sólo ... — suelta un suspiro melancólico. —Ustedes serían increíbles juntos. Me gustaría que pudieras ver eso. — Volviendo a recoger su bolso de mano del mostrador, termina con, — Solo deseo que las cosas fueran diferentes para ti, es todo. Te mereces ser feliz.
Yo también deseo eso.
—Como tú. — coloco mi brazo alrededor de ella, dándole un medio abrazo.
—¿Sabes lo que necesitas hacer? Sacudirlo, como Taylor Swift siempre nos está diciendo que lo hagamos. Sacude toda la mierda de Carrick y Sienna. Te hará sentir un millón de veces mejor.
Suelto una carcajada mientras Petra agarra mis manos y empieza a sacudirlas. Entonces, está moviendo su cuerpo, y me estoy riendo y uniéndome a ella.
—¿Funcionó?
—En realidad, si. — Le sonrío.
—Guay. Bueno, vamos a poner nuestros culos calientes allá afuera y tomar bien la situación. Puedes olvidar todo sobre Carrick. Y creo que necesito que tirarme a un buen francés esta noche y que me eche un polvo a la francesa.
—¿Hay una manera de echarse un polvo a la francesa?
—No lo se. — se encoge de hombros. —Pero ellos inventaron besos impresionantes, así que estoy apostando a que se follan igual de bien, si no mejor.
Riendo, paso mi brazo por el suyo y dejo que me lleve de vuelta al bar.


avatar
Flower


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por Flower el Miér 11 Jul - 20:33

17

Monte Carlo, Monaco

—¿BEBIDA? — Petra dice en mi oído al momento en que estamos de vuelta en medio de la multitud.
Asiento en respuesta.
Volvemos a donde dejamos a Ben y a Carrick. Mi corazón comienza a acelerarse a medida que nos acercamos, y estoy un poco más que aliviada al encontrarlos desaparecidos.
—Me pregunto dónde estará Ben.—dice Petra.
—Estará con los chicos. — Me aplasto en una pequeño hueco en el bar para intentar conseguir mi orden de bebida.
Petra está de puntillas, mirando alrededor. —Ah, sí, ahí está. Está fuera en la zona de estar con el resto.
Girando la cabeza, sigo su dedo en la dirección que está señalando. Puedo ver a los chicos, algunos sentados alrededor de una mesa pequeña, algunos de pie.
Por desgracia, Sienna está allí, sentada de espaldas a nosotros, hablando con uno de los chicos de boxes. Carrick está de pie, mirando hacia nuestra dirección, hablando con Ben.
Casi como si me oyera pensar su nombre, sus ojos parpadean directamente en mi dirección, así que rápidamente alejo la mirada, girando mi cara a la barra, con la esperanza de llamar la atención del barman.
—¿Por qué no te acercas a ellos? — Le digo a Petra por encima de mi hombro. —No tiene sentido que las dos esperemos aquí. Podría pasar años. Iré con las bebidas en unos minutos. Puedes ir a charlar con Robbie— le digo en broma.
Le conté a Petra lo que le había dicho a Robbie y todo acerca de nuestra pelea. Estuvo de acuerdo y me alegré porque la última cosa que quiero hacer es molestarla.
—Tal vez lo haga. — me saca la lengua. —Incluso podría dejar pasar mis planes para un polvo francés si Robbie actúa como una persona normal por una vez.
Suelto una carcajada, sacudiendo la cabeza. —Vamos. — Le doy un empujón juguetón.
Observando mientras ella se abre camino entre la multitud, me vuelvo a la barra, suspirando al ver a los barman en el otro extremo de la barra.
El DJ debe de haber de subido la música, y Calvin Harris "I Need Your Love" comienza a bombear a través de los altavoces.
Es imposible no bailar con esta canción, así que me encuentro moviendo a ritmo, cantando junto con las palabras.
Siento un cuerpo presionarse contra mi costado. Girando la cabeza, veo a Leandro Silva de pie junto a mí.
¡Mierda!
Leandro Silva conduce para de los mejores equipos de la Fórmula 1. Es brillante, y fue considerado el número uno por mucho tiempo, hasta que Carrick vino y lo derribó de su puesto. Se rumoreaba que tienen una aversión mutua el uno por el otro.
He admirado a Leandro durante mucho tiempo. Es uno de mis conductores favoritos, y me ayuda que sea brasileño, no que esté sesgada ni nada. He querido conocerlo desde siempre. Por supuesto, lo he visto en la pista, pero nunca me he tenido el valor para ir y presentarme.
Me pregunto qué estará haciendo aquí.
—Hola. — Me da una sonrisa baja-bragas, un hoyuelo sexy apareciendo en su mejilla.
Oh Dios.
¿Mencioné que Leandro es realmente guapo? Como muy guapo. No más que Carrick. Sólo diferente. Donde el cabello de Carrick es rubio oscuro, el de Leandro es negro. Los ojos de Carrick son azules, los ojos de Leandro son tan oscuros como la noche. Y la piel de Carrick es dorada, la de Leandro es oliva.
Está bien, supongo que tienes la foto.
—Hola.— Trato de sonreír, pero sale más como una mueca, y se siente incómodo en mi cara. Y eso es probablemente porque lo estoy mirando como una deslumbrada idiota.
Es sólo ... ¡He visto a este tipo correr en la TV desde que tenía dieciséis! Es un héroe en Brasil
—Eres Andi Amaro, ¿verdad?.
¡Conoce mi nombre!
Espera ... ¿conoce mi nombre?
—¿Cómo sabes mi nombre? — Sale un poco más bajo de lo que pretendía, así que doy una inclinación curiosa de cabeza para disimularlo.
Suelta una profunda risita. —Eres famosa. ¿No lo sabías?.
—No. — Frunzo mi rostro. —Famosa por qué exactamente?
Inclina su cuerpo hacia el mío. Estamos repentinamente muy cerca para dos personas que acaban de conocerse. Tan cerca que puedo ver el toque de marrón chocolate que centra sus ojos, y puedo oler su almizclada loción de afeitar. Pero entonces para ser justos, no hay exactamente un montón de espacio libre aquí en el bar.
—No hay muchas mecánicas femeninas en la Fórmula Uno y definitivamente ninguna tan hermosa como tú.
Mis mejillas enrojecen.
¿Qué? Soy una chica, y Leandro Silva me ha llamado hermosa. Él es un conductor brillante y un atractivo hombre mayor, bueno, cuando digo mayor, quiero decir, él tiene treinta años, así que por supuesto, me voy a sentir halagada.
—Lo siento, me olvidé. Espero que sepas quién soy, pero quizás no. Soy Leandro Silva. — sostiene su mano para sacudir la mía.
—Por supuesto que sé quién eres — le respondo, mi cara ruborizándose, mientras deslizo mi mano en la suya.
Su mano es cálida y áspera. Y siento una chispa de algo. Pero nada como lo que siento cuando Carrick me toca.
Quitando mi mano de la suya, me volteo hacia la barra.
—Entonces, he oído que eres un brasileña. Bueno, mitad brasileña. La otra mitad es inglesa, ¿correcto?
Lo miro, una sonrisa tirando de mis labios. —Sabes mucho de mí.
Se encoge de hombros, con una sonrisa tocando sus ojos. —Cuando encuentro a alguien interesante, me encargo de averiguar todo lo que pueda.
¿Está coqueteando conmigo?
No es ningún secreto que a Leandro le gustan sus mujeres. Es un flirteador serial, pero las mujeres son siempre modelos y actrices. Definitivamente no mecánicas femeninas.
Y no sé por qué, tal vez son los Jägerbombs o mis sentimientos por Carrick y Sienna, los celos carcomiéndome, pero me encuentro inclinada y diciendo con una inclinación coqueta a mi boca, —¿Y me encuentras interesante? 
Un calor definido entra en sus ojos. —Mucho. He querido conocerte desde hace bastante tiempo.
No sé por qué, pero echo un vistazo a Carrick. Y cuando veo que ni siquiera está mirando pero hablando con Ben, me molesta, lo que a su vez me da más energía para coquetear.
Miro devuelta hacia Leandro, dándole toda mi atención. —También he querido conocerte durante bastante tiempo. Realmente admiro tu conducción. He visto todas tus carreras.
Bueno, eso fue patético. Realmente no debería tener permitirme hablar con hombres.
Pero sorprendentemente, parece que funciona en él, mientras se inclina en aún más cerca.
—¿Eres una fan?
—Mmhmm.
—Entonces, ¿por qué trabajas para Ryan cuando claramente deberías estar trabajando para 
mí?
Apoyando el brazo en el bar, doy un encogimiento de hombro con un solo hombro, inclinando la esquina de mis labios. —Porque él me ofreció un trabajo, y tú no.
—Que estúpido de mi parte.
—Lo sé, ¿verdad? — Me muerdo el labio.
Levantando una mano, me saca el pelo del hombro y me acerca a la oreja. —Podría estar siendo atrevido, pero me preguntaba si te gustaría salir de aquí y venir a una fiesta conmigo.
Inclino mi cabeza hacia atrás, mirándolo a los ojos. —¿Es el código del fiesta para tu habitación de hotel? — Levanto una ceja.
Suelta una risa gutural y profunda. Me hace sonreír. —No, en realidad es un código para una fiesta. Pero si quieres ir a mi habitación de hotel, no tendré ningún problema con eso.
Guau! Bueno. Esto se está moviendo demasiado rápido, y me estoy involucrando un poco más de la cuenta.
Definitivamente, no debería permitirme coquetear con los hombres, especialmente cuando sólo lo hago para molestar a alguien, y es evidente que ni siquiera está funcionando.
Dios, soy tan estúpida.
Retrocediendo un poco para poner un poco de espacio entre nosotros, digo, —Creo que tenemos que poner los frenos a esto un poco. Necesito conocer a un hombre por más de cinco minutos antes de pensar en dormir con él.
Un par de horas, mínimo.
De acuerdo, no digas eso.
Giro mi cuerpo hacia el bar, apoyándome alli.
—Y de todos modos, no me involucro con los conductores.
Apoyo la barbilla en mi mano y le sonrío.
Se ríe entre dientes. —Sí, ya lo he oído.
Eso me hace enderezarme. —¿Lo has oído? ,¿De quien?.
—Ryan. — Inclina su cabeza en la dirección de donde está Carrick. —Le pregunté por ti, y después de que él no me dijo tan cortésmente que estabas fuera de límites, me informó que no saldrás con los conductores de todos modos, así que estaría perdiendo mi tiempo.
Miro a Carrick. Y esta vez, me doy cuenta de que me mira fijamente, y se ve furioso.
Bien, porque me siento mayormente enojada conmigo misma. ¿Quién diablos se cree que es para estarle advirtiendo a Leandro que se aleje de mi?
—No puedo creer que hiciera eso.— Humeo.
—Para ser justos con Ryan, si trabajaras para mí, yo habría hecho lo mismo. Definitivamente querría mantenerte solo para mi.
Algo se dispara dentro de mí.
Decisión tomada.
Centro mis ojos en Leandro. —Sólo para ser clara, no voy a dormir contigo, pero si la oferta de salir de aquí y ir a esa fiesta todavía está en marcha, entonces realmente me gustaría aceptártela.
—¿Vienes conmigo solo para molestar a Ryan?
—En parte —confieso — ¿es eso un problema
—No. Ningún problema en absoluto. — sonríe, sus ojos arrugándose en las esquinas.
—Genial. Bueno, dame un minuto para que mi amiga sepa que me voy, y regreso.
Mientras zigzagueo a través de la multitud hacia Petra, estoy hirviendo de ira.
¿Quién diablos cree Carrick que es? ¡Le advirtió a Leandro que no se me acerque! ¡No tenía derecho!
¡No puedo creer que me haya bloqueado!
Puede dormir con quien quiera, irritantes malditas estrellitas pop, pero yo no lo tengo permitido.
Al diablo con eso. Bastardo.
Bueno, no es que en realidad vaya a tener sexo con Leandro, pero Carrick no lo sabe. Sí, sé que es infantil, pero no me siento muy madura en este momento, y mi objetivo principal es fastidiar a Carrick.
—Oye. — Palmeo a Petra en el hombro, apartando su atención de Mike, uno de los chicos de boxes de Nico.
Tanto por hablar con Robbie, que actualmente está sentado en una silla, con un ceño fruncido en la cara mientras cuida una jarra de cerveza.
—Hey, ¿dónde está mi bebida? — Se queja a mis manos vacías.
—Oh, lo siento. Lo olvidé,— digo, distraída. —¿Pero adivina a quién acabo de conocer en el 
bar?.
—¿Matt Damon?
—No. ¿Por qué? ¿Está aquí? — giro la cabeza sobre mi cuello. No es inusual ver a celebridades fuera y alrededor mientras el Prix está sucediendo.
—¡No! — se ríe. —Es sólo un sueño mío conocer a Matt Damon en un bar. ¿O debería llamarlo una fantasía sexual?
—De acuerdo, demasiada información. De todos modos, era Leandro Silva. — Le pongo un efecto dramático a su nombre.
—Leandro está aquí? — Su cabeza comienza a girar en su cuello como la mía lo hizo hace unos momentos. Veo cuando ella lo ve porque sus ojos chispean. — Dios, es tan jodidamente caliente — dice con un extraño sonido gemido en su voz, el cual me asusta un poco.
Sacudiéndolo, le digo: —Sip, y acaba de invitarme a ir a una fiesta con él.
Sus ojos se amplían. —¿De verdad? ¿Iras, verdad? ¡Por favor, dime que iras! 
Con mente propia, mis ojos buscan a Carrick. No me está mirando, pero puedo decir que está escuchando nuestra conversación por la manera en que su barbilla está inclinada en nuestra dirección.
—Le dije que sí ... — Tomando el codo de Petra, la alejo de los oídos indiscretos. —Pero ahora, no estoy tan segura — susurro.
Con toda honestidad, mi ira y mi confianza han comenzado a marchitarse ahora que estoy aquí diciéndoselo a Petra con Carrick a sólo unos metros de distancia.
—¿Qué? — parece horrorizada. —¿Por qué no? — Entonces, lanza una mirada en dirección de Carrick y mira directamente hacia mí.
Soy recompensada con una mirada de desaprobación.
—Sólo pienso ... tal vez sería un error irme con Leandro.—le digo en voz baja.
—¿Cómo? No es que vayas a tener sexo con el tipo. Vas a ir a una fiesta con él.
—Pero no voy por la razón correcta, — susurro. —Sólo dije que sí después de que Leandro me dijo que Carrick le había advertido que se alejara de mí.
—Qué? — Su boca se abre, formando una O. —¿Me tomas el pelo?.
Veo que algunas de las cabezas de los chicos se giran hacia el grito de ella, una es la de Carrick.
—Pet ... — la reprendo, mis ojos se encuentran brevemente con los curiosos de Carrick.
—Mierda. Lo siento. — pone su mano sobre su boca y habla a través de sus dedos. —¿En serio lo hizo? — susurra.
—Sí, en serio lo hizo, y eso me cabreó. Y luego me encontré diciendo que sí a ir a esta fiesta con Leandro, pero estoy yendo por la razón equivocada.
Toma su mano de su boca y la apoya en mi hombro. —Andi, si vas a follarte por venganza a Leandro, lo que yo recomendaría totalmente si tu no fueras tú, Dios, te diría que te follaras por venganza a ese brasileño caliente hasta que no puedas caminar. Pero porque tú eres tú y sé que te torturarías durante un año después de hacerlo, entonces yo digo que nada de follar. Pero sí le digo un enorme sí a ir a esta fiesta con él.
—Pero ¿y si intenta besarme?.
—¡Entonces, muévele la cara!.
Le doy una mirada entre desaprobadora y graciosa.
—Está bien, — dice apaciguadamente. —Digamos que si trata de besarte y no quieres que lo haga, entonces lo empujas y no dices gracias. En serio, cariño, estás pensando demasiado en esto. Simplemente diviértete con el hombre mayor.
Me muerdo el labio, vacilando.
—Mira, ¿quieres que vaya contigo? ¿Actuar como un amortiguador?
—¿Lo harías? — Me alegra. Soy una gallina.
—Por supuesto. Un cambio de escenario sería bueno en este momento, y estoy segura de que Leandro tiene unos amigos calientes en esta fiesta.
Me doy cuenta de que algo en su tono está apagado. —Petra, ¿está todo bien?.
—Sí, todo está bien. — sonríe, y es tan forzada como la mía lo ha estado toda la noche.
Le doy una mirada poco convencida. —¿Estás segura?.
Lanza una mirada rápida en la dirección de Robbie. Entonces, me mira, esbozando una sonrisa brillante en su cara. —Claro, estoy segura.
No está bien, pero no voy a presionarla. Me lo dirá cuando esté lista.
—Gracias. — Envuelvo mi brazo alrededor de su hombro, dándole un apretón. —Sabes que eres la mejor amiga que he tenido, ¿verdad?.
—Soy la única amiga que alguna vez has tenido.
—Cierto.
Le doy una sonrisa pícara, y ella se ríe.
Estirándose para eludir a Ben, ella agarra su bolso de la mesa. —Bien, chicos, los amamos y los dejamos. Los veo mañana.
—¿A dónde van? — Ese es Carrick, y no está mirando a Petra. Me está mirando.
Abro la boca, pero no sale nada excepto aire.
Afortunadamente, Petra nota mi lucha y responde por mí, —Leandro Silva acaba de invitar a Andi a una fiesta, así que nos vamos allí.
Sus ojos se ensanchan, la ira emergiendo en ellos.
Sintiéndome incómoda, evito mis ojos al suelo. Ni siquiera me atrevo a mirar a Sienna en este momento.
—¿Saqueados por un equipo rival? — Ben golpea dramáticamente una mano contra su pecho. —Eso duele.
—Lo siento, Benny Boy, sabes que te quiero, pero de ninguna manera una chica puede negarse a pasar una noche de fiesta con Leandro Silva. — Petra le sonríe.
Tirándome de la mano, me conduce dentro la multitud, dirigiéndome al bar donde Leandro espera.
Hemos llegado a mitad de camino cuando siento que una mano se enrolla alrededor de mi brazo y me detiene.
Carrick.
Pierdo mi control sobre Petra. Ella echa una mirada por encima del hombro.
Al ver que Carrick está detrás de mí, asiente con la cabeza en dirección al bar. —Voy a presentarme a Leandro. Nos vemos en unos minutos.
Le doy una sonrisa incómoda, y luego miro mientras ella se aleja.
Con el corazón palpitando, me vuelvo hacia Carrick. —¿Qué quieres? — Mis palabras son cortas.
Dolor parpadea en su rostro, pero eso no le impide decir lo que vino a decir  —¿Realmente te estás yendo con Silva?.
—A ir a una fiesta, sí.
—El es malas noticias, Andressa.
—A mi me cae bien. — Doblo los brazos sobre mi pecho.
—Es un mujeriego. Usa a las mujeres para el sexo y luego las descarta como basura.
—Tú también.
Suspirando, sacude la cabeza. —Pero no estamos hablando de mí. Yo sólo ... — se pellizca el puente de la nariz con el pulgar y el índice.
Dejando caer su mano, me mira, y no puedo decir si es lástima o tristeza lo que hay en sus ojos ahora mismo.
—Simplemente no quiero ver que te lastima. Silva solo te está utilizando para llegar a mi, para tratar de desestabilizarme para la próxima carrera porque lo vencí hoy. Es cómo trabaja.
Bien, así que era lástima.
Él piensa que sólo puedo conseguir un hombre cuando uno está tratando de psych él para su próxima carrera.
Maldito hijo de puta.
—¡Wow! — Suelto una risa incrédula. —¿Entonces, me estás diciendo que él solo me está usando para molestarte? ¿Tienes idea de cuan malditamente arrogante suena? ¿Sabes qué, Carrick? ¡Vete a la mierda!.
Me giro sobre mis talones, más que listo para alejarme de él, pero agarra mi muñeca, deteniendo mi huida.
—Solo espera, maldición, — gruñe.
—No. Ahora, quítame las manos de encima.
En vez de hacer lo que le pido, me tira hacia él para que mi cuerpo esté al ras con el suyo. Su otra mano va a mi espalda, los dedos presionando en mi piel, sosteniéndome en su lugar. La sensación de su cuerpo duro contra el mío es dolorosamente familiar. Y un dolor comienza a palpitar profundamente dentro de mí.
Mi corazón latiendo en mi pecho, y mis palmas empiezan a sudar. Porque más que nada, quiero sentir su piel presionada contra la mía. Cada pulgada desnuda de él. Quiero lamer, besar y probar cada parte de él.
—No quiero que te vayas con él. — Su voz es baja, cruda.
Y me expone.
—Sí, bueno, no quería que trajeras a Siena aquí, pero no siempre conseguimos lo que queremos. — Las palabras están fuera antes de que pueda detenerlas.
Miro su rostro en blanco cuando su barbilla se echa atrás.
Mortificación y arrepentimiento me invadieron como una tormenta.
No debería haber dicho eso. Básicamente le dije cómo me siento de una manera indirecta.
Mierda. Mierda. Mierda.
Definitivamente necesito alejarme de él ... ahora.
Como si mi oración fuera contestada, veo a una furiosa Sienna pisoteando hacia nosotros. Y para ser justos, ella tiene razón de estar enojada. Carrick está presionado contra mí después de que él la dejó para tratar de detenerme de salir con Leandro.
Yo también estaría enojada.
En realidad, estoy enojada. Estoy malditamente furiosa.
Está aquí con Sienna. No debería comportarse así conmigo. Definitivamente es un caso de él queriendo el pan y la torta.
Bueno, no estará comiendo de este pastel esta noche. O nunca más.
He terminado.
—Hablando de tu novia, viene hacia aquí, y no se ve feliz. — Él no dice nada. Sólo me mira como si no hubiera oído lo que dije. —¿Me has oído, Carrick? Sienna está acercándose, así que déjame ir.
Pero él no lo deja ir. Simplemente sigue mirándome a los ojos, y mi resolución está empezando a romperse.
—Carrick, por favor, necesitas dejarme ir. — Mis palabras salen en un susurro suplicante.
De repente, sus manos se apartan de mí como si lo hubiera sorprendido. Sus ojos brillan con un pánico que no entiendo.
Sin otra palabra, me voy de allí, empujando mi camino a través de la multitud del bar.
—¿Todo bien? — Me pregunta Petra, mirándome con atención al instante en que llego a ella y a Leandro.
—Perfecto. — Fuerzo una sonrisa, tratando de ignorar la adrenalina que se eleva a través de mis venas.
Entonces, me dirijo a Leandro y digo: —¿Listo para irnos?.
—Más que listo. — sonríe.
Apoyando su mano en la parte baja de mi espalda, me guía fuera del bar.
Y no miro hacia atrás una vez.


avatar
Flower


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por lmayar el Jue 12 Jul - 18:48

Gracias opo los capítulos!
avatar
lmayar


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por Yrisol el Jue 12 Jul - 19:13

Gracias por los capitulos
avatar
Yrisol


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por olsaal81 el Vie 13 Jul - 6:07

No sé por qué no me llegan las notificaciones , que fastidio
voy a ponerme al día ahora mismo, muchas gracias por los capis
avatar
olsaal81


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por lmayar el Vie 13 Jul - 10:27

@olsaal81 escribió:No sé por qué no me llegan las notificaciones , que fastidio
voy a ponerme al día ahora mismo, muchas gracias por los capis
tampoco me llegan!
avatar
lmayar


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por olsaal81 el Vie 13 Jul - 11:46

@lmayar escribió:
@olsaal81 escribió:No sé por qué no me llegan las notificaciones , que fastidio
voy a ponerme al día ahora mismo, muchas gracias por los capis
tampoco me llegan!
jajaja tendremos que estar más atentas para no perder el hilo de estos dos ... jajaja
avatar
olsaal81


Volver arriba Ir abajo

Re: Lectura de Junio - Revved - Samantha Towle

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 6 de 6. Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.